Lerida airport car rental

Paginas de camareros





Después de dormir, llevamos una media de 8-10 horas sin comer, por lo que resulta esencial romper ese ayuno con una buena selección de alimentos para reactivar el organismo.

Los tentempiés.

Cuidado con el café y las bebidas estimulantes.

La actividad del cuerpo y de la mente deben ir parejas.

Si estimulamos el cerebro pero el cuerpo está agotado y no sigue el ritmo, comenzaremos a cometer errores y, nunca mejor dicho, a romper más de un plato.

Las comidas.

Disfrutar de la comida y la compañía, mantener un horario lo más fijo posible, no abandonarse a la improvisación, y sentarse a comer.

Nunca comer de pie, masticar con calma y quedarse con un poco de apetito.

Así se reponen fuerzas, se hace la digestión con facilidad, uno se siente satisfecho, se evita el efecto de la somnolencia y se consigue una mayor motivación.

Vegetales.

Consumir suficiente fruta y verdura, para prevenir el estreñimiento y sentirnos mejor.

Según el Consejo Europeo de Información sobre Alimentación (EUFIC), para los europeos, un horario laboral irregular y un estilo atareado de vida son percibidos como barrera para el consumo de frutas y verduras.

Durante la jornada laboral.

Mientras se limpia, se friega, se cocina y se atiende a clientes...

el gasto energético puede oscilar entre 1500-2000 kcal, una media de 200 kcal/hora, por lo que cada 2-3 horas debe pararse a reponer dicha energía.

Elecciones entre horas.

Los alimentos ingeridos durante el trabajo deben ser de fácil digestión (porque se está de pie y en actividad), pero a la vez nutritivos.

Ni muy grasos (patatas fritas, chocolates), ni muy fibrosos (barritas energéticas).

Refrescos.

Ojo con las bebidas azucaradas.

El azúcar puede subirnos el tono muscular en el momento pero, pasado un rato, la bajada de azúcar puede provocar desmayos y mareos.

Hidratación constante.

Un trabajador activo (más si trabaja en meses de calor, y más si lo hace en ambientes calientes como una cocina) debe hidratarse bebiendo al menos un vaso de agua, zumo natural o leche cada hora de su jornada laboral.

La mejor elección es el agua.

Evitar las lesiones.

Para ello es importante: Una buena hidratación con el fin de mantener la elasticidad muscular Aumentar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, por sus propiedades antiinflamatorias, muy abundantes en todo tipo de pescados Consumir suficiente calcio, de 2 a 3 raciones diarias, para conservar unos huesos fuertes.

Vigilar los kilos de más.

El sobrepeso y la obesidad aumentarán las lesiones y el cansancio.





Busco trabajo en Lerida en una empresa de alquiler de coches, o teletrabajo en un rent a car de cualquier lugar del mundo.
 


Motor | Inmobiliaria | Empleo | Formacion | Servicios | Negocios | Informatica | Imagen y Sonido | Telefonia | Juegos | Casa y Jardin | Moda | Contactos | Aficiones | Deportes | Mascotas | Blogs